CÓMIC | SIP KIDS, Los adultos a través de los niños

David es un buen tipo y esta enamorado de Katchoo, ella es una rubia con un carácter de los mil demonios que solo tiene ojos para su amiga Francine, quién es una chica linda, siempre preocupada por su peso. A ellos los conocimos en el celebrado cómic Stranger in Paradise, y con sus entrañables y divertidos enredos se convirtieron en los consentidos de todos. Ahora las complicaciones de su vida adquieren otra dimensión al ser reinterpretados como niños, si, aquí veremos de lo que son capaces de hacer a la edad de 8 años, con todo lo que esto implica.

COMENTARIO

Al empezar a leer Strangers in Paradise, uno no puede sino dejarse sorprender por la forma en que Terry MooreRachel Rissing, Motor Girl– aprovecha a sus personajes para elaborar un retrato evocador e irónico, sobre lo sorprendente que llegan a ser las relaciones humanas. Es ese mismo efecto el que consigue con este que debe ser considerado como uno de los traslados más efectivos que ha realizado un autor de su propia obra. Nos referimos a SIP Kids, la versión infantil de dichos personajes, que tiene entre sus principales aciertos, que no se trata de una precuela ni mucho menos, sino de un cambio de circunstancias y escenario -pues originalmente los protagonistas no se conocieron siendo niños-, lo que le permite encontrar otra perspectiva y múltiples posibilidades. Una maniobra que además acentúa el encanto de la agridulce reflexión sobre el transcurso de la existencia, que el antiguo concepto  nos ofrecía a través de un triángulo amoroso -entre un chico enamorado de una chica, que a su vez ama a su mejor amiga- en medio de un thriller sutil, que luego habría de ir navegando hacia otros géneros. Aquí, son las cosas más simples -un partido de futbol con los amigos, un encuentro junto a los juegos del parque o trepar a un árbol- las que toman el total protagonismo, desenmarañando la lógica y el sentido común,  con una elocuencia avasalladora y nostálgica, que por supuesto no está exenta de una buena dosis de acidez y diversas referencias culturales. La propuesta visual, al más puro estilo de las tiras cómicas clásicas, incluyendo los escenarios y el lenguaje, clara heredera de títulos como Peanuts y Mafalda, no podría ser más adecuada. Y es que, si no había quedado claro, SIP Kids es un cómic de niños pensado para adultos, ingenioso, de ágil lectura y austeridad en los diálogos. Publicado en formato de miniserie, es ideal para aquellos que buscan propuestas al margen de las que tienen que ver con superhéroes, y que  no desean engancharse con un título interminable.

Editorial de Origen: Abstract Studio
Publica en México: Editorial Kamite

Deja un Comentario