Cómo ser un Latin Lover, Eugenio Derbez a la conquista de Hollywood

https://youtu.be/Yf9Ir-dRELs

Desde No se aceptan devoluciones (Instructions Not Included, 2013), Derbez puso la vara alta en las producciones cinematográficas en las que además de ser protagonista, ha participado como productor. Y decidió volver hasta estar seguro que su producto sería un éxito. Eso es precisamente lo que está sucediendo. De la mano de Salma Hayek, trae para nosotros una comedia sobre valores familiares y tono cómico. que tiene un poco de humor latino y un poco del estadounidense.

Máximo (Eugenio Derbez) es un gigoló que hace 25 años logró seducir a una mujer mucho mayor que él y con una fortuna lo suficientemente generosa como para que no se tuviera que preocupar por volver a trabajar en su vida… o al menos eso creía. Estaba acostumbrado a una vida de lujo y cero trabajo, pero un buen día ella lo deja en la calle después de cambiarlo por un vendedor de coches bastante más joven. Es en ese momento que tiene que correr a pedir auxilio a su hermana Sara (Salma Hayek), a pesar de que llevaba años de no saber de ella. Juntos, se tendrán que apretar en un departamento con Hugo (Raphael Alejandro), el hijo de Sara.

Como-Ser-Un-Latin-Lover

No cabe duda que la comedia es el mero mole de Eugenio Derbez. Y que lo hace bastante bien, sobre todo en los consejos que le da a Hugo su sobrino para conseguir una novia. La química que tiene con Salma es innegable. Y después de risas y una que otra broma demasiado burda, esta comedia te deja con un buen sabor de boca. Desgraciadamente, hay momentos en los que (muy probablemente debido a que elguión está escrito por un norteamericano), el humor y el ambiente son demasiado gringos. Nos hace falta más picardía mexicana que si bien Salma y Eugenio intentaron imprimir en ciertas partes de la película, se ve corta en varias escenas.

Nos encanta ver a dos mexicanos protagonizando una película en Hollywood. Y sobre todo, nos gusta escucharlos hablar español. Es una película que vale la pena ver si quieren algo que los haga sentir bien. Se trata de una comedia que cumple con su objetivo de entretenimiento (así que ni vayan esperando algo que va a cambiarles la vida), que tenía potencial para sacar carcajadas, pero se queda en las risas.

Deja un Comentario