PELÍCULA ANIMADA| LOS PICAPIEDRA Y LA WWE: Smackdown en la Era de Piedra, Un poco de aire fresco a la comedia prehistórica animada

Segunda colaboración entre WWE Studios y Warner Bros. Animation –la otra fue Scooby Doo y el Misterio de WrestleMania-. La historia comienza cuando Pedro Picapiedra esta planeando unas vacaciones junto con su esposa Vilma y sus mejores amigos y vecinos, Pablo y Bety. El problema es que tiene un pequeño incidente en el trabajo, por lo que tendrá que ingeniarse una forma de obtener el dinero necesario. Es entonces que se ocurre un espectáculo nunca ahora visto, usando las habilidades para pelear de algunos de sus amigos y conocidos, entre los que están un tal John Senapiedra y Rey Misteriopalo, el Enterrador e incluso a Pablo. La realización del evento por supuesto terminará por complicarse más de la cuenta, pero además despertará en Pedro su lado más ambicioso, poniendo en peligro más que algo de dinero y la integridad física de los involucrados.

 

COMENTARIO

Desde que fueron creados por Hanna-Barbera Productions en 1966, han protagonizado una enorme cantidad de producciones animadas, dos veces han sido llevados a la pantalla grande en live acción y se convirtieron en antecedente directo de series tan populares como Los Simpson y sus respectivas “versiones alternas” dígase la medianamente bien lograda pero sumamente popular Padre de Familia, o la más ingeniosa y subversiva American Dad, Se trata de Los Picapiedra, un clásico de la comedia matrimonial y una referencia de la cultura popular mundial. Ahora después de tantos años, es solo a través de propuestas que salen directo al mercado del entretenimiento en casa, que se mantienen vigentes. Una de ellas es esta película producida y Dirigida por Spike Brandt y Tony Cervone -Duck Dodgers, El Show de los Looney Tunes- que sin ser precisamente brillante, resulta una afortunada puesta al día del concepto, aprovechando el gancho que representa la popularidad de la WWE. Para ello recurren a una planteamiento simple, es en el periodo de las cavernas que el show de la Lucha Libre fue inventado y por supuesto Pedro y Pablo estuvieron involucrados. Una premisa simple pero ideal para dar pie a los acostumbrados enredos que aunque no logran la congruencia acostumbrada de los episodios clásicos y carecen de aquellos tintes de acidez e ironía, se sostienen gracias al encanto de los personajes que parece ser inagotable y la rapidez con la que suceden las cosas. En cuanto a la inclusión de las estrellas del cuadrilátero, entre los que se encuentran Rey Misterio y Undertaker –qué por cierto participan dando sus voces-, esto queda solo en la anécdota, con algunas buenas ocurrencias, pero nada más, digo, no es que figuras como el insípido John Sena tengan mucho carisma que digamos, pero ciertamente podrían haber sido mejora aprovechados. Sin embargo, lo más divertido y bien logrado es la cuestión visual. Sin hacer cambios radicales al diseño de personajes, a través de un marcado trabajo en cuanto a la calidad de línea, logran que estos cavernarios transiten dentro del estilo cartoon actual, dándoles un mayor dinamismo y expresividad. Así pues la película funciona como un agradable encuentro para los nostálgicos, un entretenido producto de entretenimiento para el público infantil y de paso una curiosidad para aquellos fans de la WWE.

@jchavarria_cine

Deja un Comentario