,

Review: T2 Trainspotting

T2 Trainspotting

La secuela de una película que se ha convertido en icónica de una época y que supuso un auténtico impacto era muy difícil de superar. Tampoco estamos ante aquellas segundas partes insulsas y aprovechadas. Recuerdo haber salido de la primera realmente impactado por la temática, por el atrevimiento de unas imágenes pegajosas y por un ritmo trepidante. Una película que queda impregnada en una memoria que olvida rápidamente todo aquello que no marca la diferencia. Además había que añadir las interpretaciones o la crítica a una hipocresía social que todavía arrastramos. Una obra de aquellas que se pueden definir como referentes y de una plenitud magnífica.

 

Veinte años después aquel grupo de gamberros en exceso se reencuentra con el “traidor” Renton que vuelve desde el continente desengañado y sin tener demasiado claro que pretende hacer. Quizás “de turista por su infancia” o quizás quiere cerrar viejas heridas. No podemos esperar gran cosa de uno que afirmaba “yo elegí no elegir nada”. Los problemas ya no son las drogas y la trama se centra mucho más en lo que preocupa a la gente que ronda lo que llamamos la mediana edad. Mientras unos se refugian en una nostalgia desaforada y otro quiere la venganza al precio que sea nos queda el consuelo de un entrañable Spud refugiándose como puede en la escritura y la familia a la vez que actúa con una cierta inteligencia dentro su personaje de apariencia alocada.

El ritmo y la música siguen siendo frenéticos y suficientemente impactantes para aguantar una tensión mantenida y bien conseguida. Las alusiones al original se convierten en excesivas y demasiado evidentes confirmando una dependencia abusiva de aquella obra maestra de los 90 ‘. La personalidad de esta segunda parte queda ligada totalmente a lo que significó la primera aunque con una dirección experta es mantienen aquellas imágenes de encuadre imposibles, los diálogos corrosivos, la crítica social bastante actualizada y unas interpretaciones notables de una actores ahora expertos.

dxJynNxoG6jRttYPoXOGx7OWJvq

Con una resolución de la trama un poco rebuscada y apresurada podremos disfrutar de esta meritoria segunda gracias a unos personajes que vuelven a la casilla de salida para comprobar que tal vez aún no han terminado de madurar y que revivir un minuto de juventud es un gran placer que en ningún caso te puede retornar al pasado. “Trainspotting” cumple veinte años pero se aferra a la nostalgia como si le fuera la vida.

Escrito por Juan Hernandez

Adicto a muchas cosas, el cine y redes sociales son algunas de ellas. Director de Pantalla Total (antes Cine140.com) colaborador en GIFF, Mórbido Film Fest y MICGénero por contar algunos proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *