Review: Kingsman: El círculo dorado

Tres años después de la primera entrega de ‘Kingsman: El servicio secreto’, una película que sorprendió por su humor inteligente y sus geniales y sangrientas secuencias de acción llega ahora su secuela, la cual introduce muchos nuevos personajes con la finalidad de establecer una nueva franquicia, el resultado es muy divertido, pero sin llegar al nivel de su predecesora.

El cuartel general de la agencia Kingsman y el domicilio de cada uno de los agentes, exceptuando a Eggsy (Taron Egerton) que viajó a conocer a sus futuros suegros, han sido destruidos en un mortal ataque a cargo de una desconocida organización denominada “El círculo dorado”.

Tras descubrir que en Estados Unidos existe una agencia aliada denominada Statesman, la cual fue fundada en la misma época, Eggsy viaja para conocer a sus colegas con los que habrá de unirse para enfrentar a su nuevo enemigo común que amenaza la estabilidad mundial.

G1OEwby7rEbVI3AeJds2v3tN85

Si bien en esta secuela la novedad queda anulada y no logra generar el encanto de su predecesora, esta nueva entrega de Kingsman ofrece mucha acción de la más violenta y bastante humor.

Las adiciones al elenco son en su mayoría funcionales, destacándose la desopilante aparición especial de Elton John, y de Julianne Moore quien compone a una villana retorcida y muy divertida, además de las efectivas apariciones de Pedro Pascal, Jeff Bridges, Mark Strong y el infalible Colin Firth, quienes se suben al esperpéntico tono que la película requiere, quizá se echa en falta un poco más de Channing Tatum en pantalla, pero en general el renombrado elenco responde a la altura de lo que el relato necesita para funcionar.

UExPmkOHJySrbJyJDJylHDqaT58

Matthew Vaughn consigue una secuela que es un entretenimiento efectivo, con espectaculares e ingeniosas secuencias de acción, filmadas con precisión y placer que se disfrutan como tal, que deja todo listo para próximas secuelas, las cuales son más que bienvenidas.

Deja un Comentario