CÓMIC| I HATE FAIRYLAND, la demencia de un cuento de hadas

Gertrude es una linda niña que sueña con ser llevada a un mundo maravilloso de magia y fantasía. Cuando su deseo se cumple, todo se convierte en una pesadilla, pues la aventura que debía durar un solo día, se extiende durante 27 años, su cuerpo sigue igual, pero por dentro crece llena de frustración y odio. Ahora, presa de la locura, decide que regresará a casa, destruyendo todo y a todos los que se crucen en su camino.

Comentario: Uno de los ilustradores que causa tendencia actualmente dentro del mundo de las viñetas es Scottie Young. Son incontables las portadas en las que ha participado, entregando su muy participar versión infantil humorística de los superhéroes de Marvel, encontrando el punto más alto hasta ahora, al hacerse cargo por completo de las aventuras en solitario de Rocket Raccoon. Sin embargo, como muchos artistas –Humberto Ramos, por ejemplo-, es fuera de las grandes editoriales que dan rienda suelta a sus inquietudes y capacidades. Ese es el caso de I Hate Fairyland, qué publicado bajo el sello de Image Cómics, representa el primer cómic de autor y el más personal de los trabajos de Young. En él, gozando de todas las libertades creativas que el mercado independiente ofrece, haciéndose cargo tanto del guión como de la propuesta visual, apuesta por retorcer al máximo su acostumbrado estilo cartoon, exaltando la gestual hasta llevarla al absurdo, aderezándolo todo con muchos detalles escatológicos, y agregándole la “mala leche” más podrida. Hay que destacar el trabajo de Jean Francois Beaulieu, quien le da la réplica perfecta, con un casi macabro y choqueante manejo de los colores pastel. Mención aparte merecen los agregados de distintos tipos de fuentes de letras en los globos de diálogos, para acentuar ciertas frases y por supuesto, los insultos incluidos, estos a base de cambiar el sentido de palabras clásicas de los relatos de fantasía. Así pues, estamos ante un concepto disparatado y divertido, que juega con los excesos y la ironía, para exponer las extrañas del lado sádico y neurótico de los cuentos de hadas, destrozando sin piedad los arquetipos y situaciones que les caracterizan. Una obra en la que no se respeta a nadie, perpetrada por un digno heredero de la mejor época de la Revista Mad, que como él mismo ha declarado, es una de sus principales influencias.

Edición original: Image Cómics / Edita en México: Editorial Kamite

Deja un Comentario