COMIC| KICK ASS, Destruir al Superheroe

Dave Lizewski, era un chico promedio. No muy inteligente, pero tampoco estúpido. No muy atractivo pero tampoco demasiado feo. Iba a la escuela y vivía en Nueva york con su padre. No era popular, pero tenía su respectivo grupo de amigos, con los que compartía gran parte de sus ratos de ocio, incluyendo su afición por leer comics. Nada fuera de lo normal. Pero esta abrumadora cotidianidad, no era suficiente para el inquieto Dave, no, el quería algo más. Así que un día, decidió ponerse un disfraz y salir a impartir justicia en las calles. Se convirtió en un superhéroe, uno sin habilidades extraordinarias, sin entrenamiento físico, que no es multimillonario, que no tiene armas espectaculares y que para colmo, ni siquiera cuenta con una historia trágica o alguna motivación extraordinaria. Es Kick Ass y esta es la historia de cómo descubre que no es nada práctico andar brincando en las azoteas, que no basta con ser temerario para derrotar a un par de criminales, que las palizas que llega a recibir lo pueden tener en el hospital y en recuperación durante semanas e incluso meses, lo bochornoso que resulta el que una ambulancia te recoja ensangrentado y desnudo, con tal de que no se descubra su identidad secreta; y lo que es peor, que no es el único loco que anda haciendo todas estas cosas.

COMENTARIO


Destinado desde su origen mismo, a convertirse en una obra de culto, en sus páginas no hay gente con súper poderes, no hay extraterrestres, no hay mutantes, no hay viajes en el tiempo, tampoco hay magia, ni dioses pisando la tierra, ni nada que se le parezca. Fue perpetrado por un par de legendarios creativos del mundo de las viñetas, y es un concepto infestado de cinismo y mala leche, una sátira violenta sobre el mundo de los superhéroes y sus fanáticos, que se convirtió en un parteaguas dentro del mundo de las viñetas. La sangre y el humor negro, son los ingredientes principales de tel de una premisa, que juega sin miramientos con los diversos inconvenientes que implicaría el convertirse en uno de estos personajes que, enfundados en mayas o similares; se la viven pateando los traseros de los súper villanos.

La ilustraciones son obra de John Romita Jr, quien, fiel a su estilo; ofrece viñetas y diseños de personajes bastante conservadores, y que contrastan a la perfección con lo explicito de sus imágenes. El autor del guión no es otro que Mark Millar, el mismo que trabajara para títulos como The Authority, Ultimates, Wanted, Marvel Knights Spider-Man, Ultimate Fantastic Four, y Civil War; y que aquí dio rienda suelta a su habilidad para desarrollar despiadada y retorcidas reflexiones que desembocan en situaciones plagadas de violencia e ironía.

Dicho todo lo anterior, es evidente que este es un comic polémico y no apto para todos los gustos. Su propuesta es irreverente, excesiva y descarada, tal y como su nombre lo indica. Pero también es un transgresor e inteligente, homenaje a los conceptos básicos del superhéroe.

Editorial de origen: Icon-Marvel comics
Publica en Mexico: Editorial Panini

Texto por Jesús Chavarria

Deja un Comentario