Deadly Class, la mortal resaca ochentera

Max es un adolescente que perdió a su familia mientras formaban parte del programa de protección a testigos. Pasó por orfanatos y terminó en la calle como fugitivo luego de las atrocidades que cometió al escapar. Es entonces que una escuela pone sus atención en el y lo recluta, por supuesto no se trata de un instituto educativo cualquiera, ahí se convertirá en un letal asesino.

Comentario:

El doble discurso de la sociedad norteamericana post guerra fría, el maniqueísmo de la hipócrita política de Reagan, el gusto por convertir en celebridades a los asesinos y criminales, son solo algunos de los elementos a través de los cuales el mejor Rick Remender –autor de otras pequeñas joyas como Black Science-, hace de la clásica historia de escuela de asesinos, una amorosa declaración de odio por los 80s. Destacan los diálogos mordaces y sin desperdicio, impregnados de añoranza despiadada e ironía desencantada. Pero lo mejor es que todo está sustentado en una propuesta visual obra de Wes Craig, quien lleva el lenguaje de las viñetas a niveles de virtuosismo, con secuencias inusuales y vertiginosas, con juegos de siluetas, puntos de vista rebuscados y geniales códigos de color para determinar las atmósferas. Sin duda uno de los mejores cómics que actualmente se publican México.

Editorial original: Image

Edita en México: Editorial Panni

Deja un Comentario