PELICULA ANIMADA| BATMAN: ASSAULT ON ARKHAM, El escuadrón suicida lo hace de nuevo

La historia se ubica dentro del universo de videojuegos de la franquicia Arkham Asylum, el Acertijo falla con su último plan y termina confinado en el Asilo Arkham. Sin embargo, el villano tiene una pieza valiosa y el gobierno está tras ella, así que para infiltrarse en dicha institución y conseguirla, reclutan a un puñado de crimínales. El equipo lo conforman Deadshot, Black Spider, Killer Frost, Capitán Boomerang, Rey Tiburón, y por supuesto Harley Quinn, quien volverá a verse las caras con su “media naranja” el Joker, entre otras sorpresas. Y es que, como era de esperarse, en este asunto las cosas no son lo que parecen, habrá traiciones y el plan será un desastre. Todo mientras el vigilante de Ciudad Gótica, corre desesperado buscando detener una amenaza de proporciones catastróficas.

Es un hecho que contrario a lo que sucede en el cine live-action, DC cómics lleva más de dos décadas siendo el sello por excelencia en lo que a películas animadas de superhéroes se refiere, y Batman: Assault on Arkham es solo una nueva confirmación de ello. Dirigida por Jay Oliva e Ethan Spaulding, la película retoma sin empacho todos los elementos que dicta la receta del cine sobre historias de equipos enfrentando misiones imposibles –tipo El Botín de los Valientes, Ocean’s Eleven o Los Ilusionistas-.  Desde las clásicas secuencias con ingeniosas estrategias para escabullirse, infiltrarse y escapar, pasando por el consabido choque de personalidades –cortesia del encuentro entre el disciplinado Deadshot y el fanfarrón Capitán Boomerang-, hasta las negociaciones con personajes oscuros e incómodos –como El Pingüino- y la presión de tener que hacer todo a contra reloj. Pero lo más interesante, es que esto sirve como base para un concepto pop –evidente desde la casi videoclipera presentación inicial de los protagonistas-, mezcla de imágenes de violencia –no les tiembla la mano a la hora de será explícitos con algunas de las muertes- con moderado contenido sexual, y leves reminiscencias camp, además del ya consabido fan service, vía la presencia de personajes como KG Bestia, Poison Ivy, Bane y compañía. En cuanto a la propuesta visual, aunque mantiene parte del célebre estilo iniciado por Bruce Timm –en la serie animada noventera de Batman-, apuesta por un diseño más realista y colorido. La historia es quizás la que queda a deber un poco, pues termina cayendo en los convencionalismos de la temática fílmica arriba mencionada. Afortunadamente se reserva algunas entretenidas vueltas de tuerca, además de ofrecer un final apoteósico, con triángulo amoroso incluido, y secuencias de acción que sacan provecho de lo que implica el que una incursión en Arkham se salga de control. Batman: Assault on Arkham es una película con identidad, adulta e incluso interesante, sobre todo por el tipo de acercamiento que hace a los villanos,  gracias a que en esta ocasión, los tipos buenos –o medio buenos- como Batman, son los secundarios. Así pues, podemos decir que aquí, el Escuadrón Suicida cumple una vez más.

Título en español: Batman Ataque a Arkham

Produce: Warner Bros. Animation

Deja un Comentario