,

Review: Mi Villano Favorito 3

Tras la aventura en solitario de los Minions, Illumination Entertainment regresa a la saga del ex villano Gru, junto a sus pequeñas hijas y por supuesto su ejército de pequeños amarillos. 4 años después de la entrega anterior.

mi villano favorito 3 cartel

El prólogo de la película permite presentar a Balthazar Pratt, un villano que fue un niño estrella de la televisión en los años 80 y que, al ser cancelado su show, ha jurado vengarse de la humanidad. Gru intenta capturarlo después de que Balthazar ha robado el diamante más grande del mundo, pero al fracasar en su intento, es despedido.

Gru intenta mantener oculto su despido ante sus hijos con la complicidad de su esposa, mientras los Minions deciden abandonarlo al no querer volver a ser un villano, mientras busca la manera de recuperar su empleo, recibe la noticia de que tiene un hermano gemelo, Dru, un millonario excéntrico dispuesto a cualquier cosa con tal de demostrar que él también puede ser un célebre villano.

Esta tercera entrega se sostiene apenas por las participaciones de los Minions, que están ahí para salvar del naufragio una saga que empieza a dar señales de agotamiento, después de que una vez más, se decide no respetar la premisa que dio origen a estas películas.

Ahora aparece un villano con look retro ochentero, que añade al filme una buena cantidad de éxitos y muchas referencias de esa época, buscando el efecto conseguido por la primera entrega de ‘Guardianes de la galaxia’, pero que no logra trascender ante su trazo simple, mientras que, por otro lado, la aparición de un hermano de Gru parecía en un principio refrescar las cosas, pero al final termina con gusto a poco, al no sacarle el debido provecho a su relación.

Aunque la interacción de las hermanas es mínima, bien se sabe, ellas y los Minions con sus apariciones se vuelven una irresistible fuente de risas y carcajadas, lo que salva a una película no del todo lograda, pero que con una fórmula ya afianzada, consigue ser un entretenimiento efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *