Spiderman Noir, Un clandestino vecino

La trama se desarrolla en el Manhattan de la época de la Gran depresión, plagada de intrigas y negocios turbios con políticos corruptos y policías deshonestos implicados. Aquí el Goblin es un elegante jefe del crimen organizado. May Parker es una activista social, y su sobrino Peter, es un joven subversivo que debido a la mordedura de una araña, obtiene el poder para combatir a los pandilleros que asesinaron a su tio Ben.

Comentario

Noir es como se denominó a las películas que inundaron la pantalla grande durante la década de los 40s y se caracterizaban por presentar tramas policíacas protagonizadas por personajes oscuros, a veces misóginos o de filosofía derrotista y en dónde casi siempre “todo empezaba con una mujer”. Herederas de los pulps publicados en los 30s, también delinearon un concepto visual sumamente estilizado, en donde la luz provenía de medios artificiales como lámparas o los  faros de los autos, con muchos claro-oscuros, proyecciones de siluetas angulosas en calles y pasillos interminables, además de edificios laberínticos que convertían la ciudad en otro protagonista más. Es en dicha tónica que la también llamada Casa de las ideas, ubicó a varios de sus personajes emblema, encabezados por Spiderman,  explorando de esta forma aspectos de su personalidad que muy pocas veces se han visto.

Escrita por David Hine, junto con el arte de Fabrice Sapolski y Carmine di Giandomenico, Spiderman Noir es, desde sus primeras páginas, una agradable y refrescante sorpresa.  El tono oscuro y urbano del Noir, aquí le sienta de maravilla a un personaje para el que escabullirse por las azoteas, entrar por las ventanas y tener como coprotagonista a la ciudad misma es algo de lo más normal. Por otro lado, los personajes secundarios que suelen acompañarlo, y que siempre han tenido un peso importante dentro de sus historias,  encajan sin mayor problema en las tramas de corrupción características del subgénero.

Destacan las portadas e lustraciones que lucen al máximo a un Spiderman lejos del clásico rojo y azul, vestido totalmente de negro, algo que dentro de sus historias siempre ha representado los momentos más bajos de su complicada vida. Usa una gabardina rasgada, que junto con una mascara con lentes, pantalones grises, botas negras y guantes, le dan una apariencia mucho más extraña y amenazadora. A lo que hay que agregar, que por primera vez lo vemos empuñando un revolver, algo lógico si tomamos en cuenta el ambiente violento y opresivo del contexto donde se ubica la aventura. La estupenda  miniserie consta de cuatro entregas y se pueden conseguirse en tiendas especializadas.

Edición original: Marvel Cómics

Edición en Mexico: Marvel Cómics México

Deja un Comentario